martes, 14 de diciembre de 2010

Feliz Cumpleaños a ti


Para muchos es el día más feliz del año, se celebra tu llegada al mundo, tu grato nacimiento, el comienzo de los problemas financieros de tus viejos y el aumento demográfico para ahondar el grave asunto de la sobrepoblación mundial. Pero eso es lo de menos, se supone que festejamos el gusto de tenerte cerca y acompañándonos doce meses más. Que yo sepa esa es la razón de la festividad ¿no?

No es que sea aguafiestas, pero siempre me pregunté por qué se felicita a alguien por su cumpleaños, comprendo que mantenerse vivo puede ser un gran mérito (sobre todo en Lima con tanto loco suelto) pero más allá de eso uno no se esfuerza demasiado, en muchos casos se debería felicitar a la familia, a la esposa, o a los amigos, entre otros afectados, por seguir aguantando al cumpleañero durante tanto tiempo.

El día de tu onomástico eres el rey, se cumplen todos tus deseos y caprichos, lo que ordenes será obedecido, siempre y cuando tengas a alguien dispuesto a hacerlo (en mi caso no aplica), aunque también suceden situaciones incómodas, graciosas, y la mayoría de veces muy reconfortantes. Cuidado con lo pidas agasajado, no te vayas a exceder, lo común es que te cocinen o acompañen a comer lo que más te gusta, lo que no es tan común es que te lleven a un night club y te paguen la noche con la chica que elijas, menos común es que hayas elegido a un travesti y tengas que salir corriendo (es un hecho real que le pasó a un buen amigo, mantendré su identidad en secreto para no manchar más su ya caída reputación).

La forma de celebrar varía mucho mientras vas creciendo, el primer año nunca lo entenderás, probablemente sea el día más fastidioso de tu corta vida, la bulla, la gente, los payasos y etcétera de cosas pueden crearte ciertos traumas. Finalmente te vas a dormir agotado (luego de dos horas) y los que se quedan en la reunión son los viejos. Luego vienen lindas fiestas con bastante gelatina y canchita, shows de títeres, magos, y también las recordadas cajitas felices de los restaurantes de comida rápida (las más fichas del barrio por cierto).

Aproximadamente a los 11 años ya no querrás más coronitas de cartón y música infantil (Nubeluz en mi época), ahora vas a querer un “tono con luces” y bastante música de moda (felizmente no tengo hijos en tiempos de reggeatón). Tu fiesta servirá de escenario para varias parejas de púberes adelantados, muchos de los cuales no se atreven a romper la barrera de “hombres a un lado y mujeres a otro”, teniendo que ser obligados a bailar por los padres presentes. Los más malos estarán intentando fumar un pucho afuera (compartido entre 20) y los demás estarán intentando que alguna chica les haga caso ¿Cómo cambia la dinámica no? Obviaré los quinceañeros porque es otro rollo.

Ya a eso de los 17 empezarán los cumpleaños que no recuerdas, no los recuerdas porque estuviste ebrio casi todo el tiempo y creías que era la mejor manera de celebrar tu llegada al mundo, destruyéndote con alcohol. Probablemente no te equivocas, quizás no sea la mejor manera, pero es muy divertida. En esta época conoces a nueva gente porque ya saliste del colegio, así que en tu casa podrían aparecer personas que nunca has visto ni volverás a ver en tu vida, pero a las que puedes jurar amistad eterna con un ron en la mano.

La manía de las mujeres por asistir a discotecas suele acaparar las “listas” para entrar sin pagar, claro, con las restricciones del caso, la lista es hasta las 11 y 30, pero si llegas antes de las 11 te verán como a un loser; mayores de 21 años, a menos que seas una chica muy escotada o tengas cara de tío; camisa y zapatos (no recuerdo lugares donde esto se cumpla ¿cómo se nota que ando en Sargento no?); pero la más importante es no ser feo, porque si eres feo te aplican todas las leyes y varias más que no conocías (ya recordé por qué voy a Sargento).

Cuando ya creces y trabajas es bastante probable que tu cumpleaños caiga en día laborable y estarás sentado en la oficina la mayoría del tiempo, ahí sí nadie cumple ni tus deseos ni tus caprichos, lo máximo a lo que puedes aspirar es que te dejen llegar un poco más tarde luego del almuerzo en tu nombre, el que por cierto tendrás el gusto de no pagar. Un punto jodido es cuando recién llegas, primero mucha gente te saluda porque tu sitio está adornado con globos multicolores y serpentinas, además que en la lista de cumpleaños del día aparece tu nombre con tu carota invitando al saludo de toda la empresa, acá personas que nunca has visto se acercarán y no sabrás cómo reaccionar. Por otro lado, también está el incómodo momento en el que casi nadie se acuerda y no te saluda ni el portero cuando ingresas al edificio, encima debes informarle a tu jefe que es tu onomástico para que se digne a insinuar que puedes salir más temprano.

Hay gente que no entiende que las fiestas sorpresa son eso: “sorpresa”. Son pura iniciativa de aquellos que tienen ganas de hacer algo sin que lo sepas para que pases un momento agradable. Pero organizarse un evento uno mismo y al ingresar poner cara de absoluta ignorancia, no es normal. Frases como “si quieres organizarme algo sorpresa, puedes hablar con tal” o “te invito a mi reunión, entras a las 8, te escondes con todos y esperas a que yo llegue para que grites ¡Sorpresa!” no tienen lógica. Casi nunca el agasajado será realmente sorprendido, siempre hay quien mete la pata.

Al final te cantarán “Happy Birthday”, canción que ha degenerado en “sapo verde” y tantas otras conjugaciones con palabras que suenan igual, es una canción en inglés y no tengo idea de cómo llegó al país, convirtiéndose en un canto tan popular que se vuelve infaltable. Siempre me he preguntado qué hace el cumpleañero mientras todos canta ¿canta también? ¿solo aplaude? ¿se queda parado sonriendo? es un misterio que debo resolver. No sé a quién se le ocurrió el asunto de hundir tu cara en la torta malogrando tan delicioso postre sin razón ni motivo alguno, estos actos vandálicos hacen pensar mejor a aquellos que buenamente te compran un pastel porque quieren verte engordar a través del chocolate o el chantilly.

Al día siguiente de tu cumpleaños es un día normal, un lunes cualquiera Zavalita. Gracias al Facebook te pueden saludar sin gastar en llamada, los 400 contactos que tienes te reventarán el muro y la bandeja de entrada, eso es interesante, te saludan hasta aquellos contactos que no tienes idea de cómo llegaron ahí. Entonces, al día siguiente tendrás que limpiar la bandeja. No solo eso, si tuviste regalos los disfrutas, si nadie te dio nada, te los compras solo. Aunque debes celebrar el regalo más bonito de todos: seguir vivo, aunque no hayas hecho ningún mérito, sigue siendo un regalo.



martes, 2 de noviembre de 2010

La familia de tu novio (a)


Mi perrita está en celo (sí, la de moños y vestidos rosados) y este fin de semana nos ha hecho la vida imposible tratando de salir a la calle, ella está acostumbrada a salir sin correas ni ataduras, incluso sale sola, pero esta vez no le abrimos la puerta tan fácil, no porque no queramos que se cruce, sino que no queremos que se cruce con “cualquier perro”. Exacto señores, en mi familia discriminamos a perros feos, callejeros, sarnosos, pobres y de ciertas razas.

Cuando me puse a pensar en la estupidez que eso implica, me di cuenta que con los perros utilizamos el mismo criterio que utilizaban antes las familias para desposar a las hijas, para que las líneas de sucesión de los reyes no se vea afectada, o simplemente para que tu hermana tenga a su primer enamorado. Y parecía que el asunto se había zanjado el siglo pasado, incluso el escándalo que se armó con matrimonio del príncipe Felipe de España y la periodista Letizia Ortiz, ya era demasiado ridículo.

Pero no hemos superado las viejas taras, estas cuestiones de “aprobar” a la persona que se llevará a nuestra hija o hijo, aceptarlo(a) como parte de la familia o rechazarlo(a) y mirarlo(a) feo. Por un lado le podemos dar la razón a los padres, ellos se preocupan por el bienestar de sus críos y no van a permitir que cualquier personaje se los lleve así no más y les malogre la vida. Por otro lado, algo de crédito le debemos de dar a los chicos (o grandes), si escogen mal es porque tuvieron malos ejemplos, si pues amigos, hay carencias que se tratan de cubrir a través de la pareja, o evidencia de masoquismo al meterse con alguien que definitivamente no es buena influencia.

Por lo tanto, conocer a los padres de tu enamorada (o) puede ser un evento traumático, difícil de superar, o por el contrario, muy agradable. Si eres hombre el asunto es jodido, las mujeres suelen tener a un papá celoso, hermanos matones, primos asesinos, tortugas ninja y otros especímenes capaces de poner en peligro tu integridad física. Lo primero que normalmente te dicen es “si le haces algo… ya sabes”, es una amenaza tácita, lo complicado radica en descubrir qué es “hacerle algo”, nunca se te ocurra responder “pero si yo ya le hice de todo”, podrían ocasionarte graves lesiones. Primer punto, omite el tema sexual bajo cualquier punto de vista, al menos al principio ni a los padres ni a las madres les gusta tocar el tema, menos les gusta que toquen a su hija o hijo.

Tu vestimenta debe ser normal, no te excedas pues, está bien que seas emo pero presentarte en una casa ajena con el pelo pintado de rosado, tus uñas negras, y la moda funeral , no va a causar mucha gracia que digamos. Si eres metalero al menos recógete el pelo largo con una colita y deja los polos con motivos sepulcrales guardaditos, las calaveras no dan buena impresión. Si te presentas muy pavo tampoco te conviene, tu rayita al costado puede provocar que te agarren de lorna, está bien quedar como niño bueno pero no abuses porque luego abusarán de tu cara de sonso.

El raje complementario es básico, caballero no más pues, van a hablar de ti en la familia, las cosas buenas y las malas serán exageradas y quedarás expuesto a la evaluación generalizada. Pero no te sientas mal, tú también lo haces con aquellos que llegan a tu casa, así es, una con otra (maldito rajón o rajona) no te libras. Puedes tomar en cuenta un par de tips que te servirán (dependiendo del tipo de familia que sea), hay algunos suegros fanáticos de la cultura general, lee tu periódico todos los días (no seas sonso, El Bocón no leas), chapa literatura de la buena (olvídate de Paulo Cohelo y las cosas para Dummies), empápate de historia y geografía, son preguntas fijas en cualquier “examen de admisión”.

También están las familias un tanto más faranduleras, de todo hay en la viña del señor, y no es raro encontrar padres fanáticos del fútbol, ahí sí chapa El Bocón, El Líbero, Trome, Ajá, etc. Ten a la mano todas las versiones de espectáculos, fórmate un juicio crítico del último ampay de Magaly, y condena la infidelidad de los jugadores. Otra es la historia con los hermanos, hermanas, hermanitos, hermanitas, perros, abuelas y empleadas, estás jodido, tienes que agradar a todos o en todo caso apelar al silencio salvador.

El otro roche es cuando tu linda pareja te deja solo (a) en medio de una reunión familiar, o peor aún, te dejan solo con el padre celoso o la madre que te mira mal. Ten por seguro que la incomodidad es mutua, pero alguien tiene que romper el hielo, decir algo, lo que diablos sea, habla del clima. Lo ideal sería hacerte pata, mejor amigo, yunta o causita; pero tampoco llegues al grado de irle a llorar cuando te dejen, abrazarlos de forma muy cariñosa, o seguir los pasos de la ex nuera de Raúl Diez Canseco, o sea, no cambies a tu novio por el suegro o viceversa.

Olvídate de meterte grandes juergas en la otra familia, está bien que te inviten un trago, pero chuparte toda la botella de whisky no será buena decisión. Esos son los roches más feos, he escuchado de casos graciosos, como aquel que le confesó al suegro que su esposa estaba “rica”, o como ese otro que vomitó en la cerveza (en las cajas de cerveza llenas), o aquellos que se pusieron a llorar juntos por las huevas. Terminar abrazado del suegro puede ser toda una experiencia.

El asunto es que podríamos dejar de establecer parámetros y de proyectar lo que nosotros queremos para los demás, definitivamente que alguien se lleve a tu hijo o hija no te va a gustar, pero no te queda otra, es la ley de la vida. Por otro lado, enséñale a tus hijos a no meterse con el primer anormal que se le cruce o la primera que le haga caso, así te evitarás rajes más profundos. Y finalmente, no escupas al cielo porque en la cara te cae, a veces de tanto rajar o por ser muy selectivo... "diosito te castiga".

domingo, 10 de octubre de 2010

Los peruanos no tenemos memoria I

Me han dicho que estoy hecho un pancito dulce, una masita blanda, que soy miel de chancaca derretida, que ya no critico nada ni a nadie. Se equivocan, mi hígado sigue acá macerándose, no es que faltara inspiración, solo que sobraba moderación.

Ya me había olvidado de una característica muy propia de los peruanos, y esa afirmación tiene sentido, nosotros tenemos muy poca capacidad memorística, al menos para eventos significativos como llevar a un corrupto al poder o seguir mirando el mismo burdo programa plagado en escándalos falsos en la TV.

¿Recuerdan a aquel tipo que nos dejó con la inflación mundial record? Pero claro que sí, aquel que nos sumió en una profunda crisis económica y social en los 80, ese que era flaquito y ahora está barrigón ¡Exacto! La papada más grande del Perú, nuestro queridísimo presidente Alan García Pérez (alias caballo loco). Siempre me pregunto si esto hubiera ocurrido en algún país desarrollado, ni siquiera el caso de Bush y su reelección fue tan patético, en realidad creo que ni en Sudán pasaría (que me corrijan si me equivoco). Volver a elegir al mismo personaje que nos dejó en la banca rota, aquel que nos alimentó con leche Enci e hizo del terrorismo nuestra peor pesadilla es algo incoherente, cosas que solo pasan en nuestro país.

Y lo peor de todo es que lo logró pasando por encima a buenos candidatos, pero como en el Perú nos encanta la cochinada, tuvimos que levantar a un “outsider”, a alguien que estuviera muy por debajo del promedio pero que le ponga salsa a las elecciones. En el 2006 fue Ollanta Humala el encargado de llevar la batuta de “candidato del pueblo”, pero nadie se acordaba de cómo es que este “personaje” se hizo conocido ¿les suena la rebelión militar de Locumba? Un comandante del ejército que se llevó a unos 60 soldados en un camión y los perdió por la sierra de Arequipa en el año 2000, él decía que se estaba levantando en armas en contra del corrupto gobierno de entonces (Fujimori y su prole), coincidentemente el mismo 29 de octubre Vladimiro Montesinos salía en su velero (bien veraniego él) fuera del país.

Para que sepan mis estimados, un levantamiento armado por parte del ejército no se hace con 60 hombres. Normalmente lo hace un oficial de alto rango, no un mando medio con su hermano (el cual ya no pertenecía al ejército). Los soldados que estaban trepados en el camión no tenían ni idea de que el anormal ese estaba haciendo una “rebelión”, ellos solo seguían órdenes de un loco que los levanta en la madrugada y les dice que se alisten. Se armó todo un show digno de película gringa con persecución y todo, mientras mi querido Vladi chapaba sus maletas y zarpaba a unas merecidas vacaciones por ser tan buen director de teatro. Años después Montesinos diría que en verdad todo estaba preparado para que esto sucediera y que Ollanta era parte del sórdido plan. Pero acá en el Perú NADIE recuerda esas cosas, para qué, si ya habían pasado varios años, hasta casi lo hacen héroe.

Humala debió ser procesado y juzgado por el delito de traición a la patria, a que tampoco recuerdan esa, pero el “gran” presidente Paniagua lo perdonó y lo mandó premiado como agregado militar en Francia y Korea ¡Un pobre diablo que nunca hizo méritos en su carrera vivió con un rico sueldo en el extranjero para volver como candidato presidencial! Seguro algunos levantarán su voz de protesta en contra mía por referirme a Paniagua, claro, no hay muerto malo, pero recuerden que no solo perdonó a Ollanta, varios procesados por terrorismo fueron saliendo a partir de su gobierno, además de una cosita, para aquellos que lo consideran un “gran” presidente, en un año de gestión no hay mucho que pueda haber hecho como para ponerlo en andas.

Regresemos al tema de los terroristas ¿por qué sacamos a tantos de la cárcel? Según algunos “ya cumplieron su condena”. Una cosa es cumplir una condena por robo agravado, estafa, o qué sé yo, y otra cosa es cumplir una condena por asesinar gente y sembrar el terror cobardemente. Puedo ser el único que piense así, pero yo no les perdono nada, lo de “perdonar es humano” no se aplica a seres que de “humanos” no tienen nada. Se perdonan los errores pero no la crueldad y esa maldad incomprensible ¿Pero de dónde surgen estos guerrilleros sin causa? De una ideología comunista, una rara mezcla entre defensores de los derechos del proletariado y de agricultores de países muy distintos. Era tal la mezcla que el Partido Comunista Sendero Luminoso seguía la siguiente línea: Marxismo-Maoísmo-Leninismo-Pensamiento Gonzalo. ¿Qué carajos significaba eso? Que tenían un mix bravo de tonterías en la cabeza y que utilizaban cualquier excusa para justificar sus despreciables actos.

¡Pero nadie recuerda eso! Tanto miembros de Sendero Luminoso como del MRTA siguen siendo liberados, se les pensaba hasta pagar una “deuda” que el Estado tenía con ellos, todo gracias a gestiones de lindas ONGs que trabajan en pro de los Derechos Humanos, claro en pro de los derechos de ellos pero no de 28 millones de peruanos. Estos “caviares”, izquierdistas por cierto, siempre tienen las mejores intenciones: igualdad para todos, no abuso al más débil, respeto a las comunidades, entre otros. Eso lo defienden desde lindos cafés a donde van a debatir sus ideas, otros azuzan poblaciones para que bloqueen carreteras evitando así la inversión privada y dando argumentos tontos para que no suceda, y otros participando en la política, como el MNI, partido que forma parte de Fuerza Social, alianza con la que postuló Susana Villarán en las últimas elecciones municipales de Lima.

“Que Susana es honesta, que ella no es corrupta, que es buena”. ¿Quién diablos de todos los que tienen estos argumentos la conoce? El peruano olvida rápido insisto. Me dicen que no debo ser intolerante, que hay que darles una oportunidad, y yo respondo que está bien, que los izquierdistas se dediquen a sus cosas pero que no pretendan manejar al país, porque siempre, siempre la cagan. Estamos en tiempos de tecnócratas, no de idealistas que no aterrizan sus ideas, ni de revolucionarios sin causa, no creo que los jóvenes de ahora tengamos tan poca creatividad que no podamos crear nuestras propias ideologías y estemos siguiendo paradigmas antiguos fuera de contexto.

Y apuesto que tampoco recordaban que hablo de política y me quejo como todos. Continuará con cosas más graciosas el próximo post.

martes, 5 de octubre de 2010

Niña Chay


Es una de las canciones andinas más interesantes y bonitas que he escuchado, una amiga me pasó el dato, una amiga que compartía esa nostalgia por recobrar las raíces, esa pasión por la cultura del ande, la cultura serrana, el amor por nuestros paisajes y expresiones, no solo apreciaba la música, también la comida, el arte, y sobre todo a la gente.

Yo la conocí en clase de psicología, cuestión paradójica puesto que ambos necesitábamos algún tipo de ayuda profesional en ese sentido, ella por ser una histérica obsesiva, y yo porque… soy yo. Ya usaba en ese tiempo sus miles de cosas sujetas a sus manos, entre anillos y pulseras que yo sigo convencido de que le pesaban.

El punto de coincidencia entre ambos fue nuestro pasado escolar, claro, una ex alumna más del Pedro Ruiz, aunque patinó un poco cuando empezó a preguntarme por gente que conocía, descubrí que su pasión no solo era por el colegio, sino por todo el mundo militar en sí, y me quedó bien en claro cuando empezó a hablar de su papá y de lo demás “comandos” del Perú. Ella misma había estado en la Escuela de Oficiales, había sido cadete y eso me parecía alucinante, no todos los días puedes conocer a mujeres que han pasado por ahí, enamorada del uniforme y creo que también de algunos uniformados.

Al igual que yo, ella vivía en la villa, entonces encontrarnos en la combi al regresar de la universidad era común, aunque yo a veces evitara el contacto humano porque simplemente quería viajar solo y perderme en mi cabeza, ella me reconocía de lejos, armaba un alboroto y prácticamente me obligaba a conversar. Le agradezco los interminables debates sobre la moral con posiciones muy distintas, ella más castrense y conservadora, yo apelando a la libertad de la que gozamos, pero esos conceptos servían para enriquecer nuestros argumentos, y quizás, solo quizás, ceder un poco. Siempre le decía que ella no tenía pinta de comunicadora, ni a balas, pero no dudo que era buena en lo que hacía, aunque exageraba de empeñosa (histérica, loca, obsesiva).

Entonces William Luna escribió la canción para ella (según ella misma) y Niña Chay la cantaba a voz en cuello, así como cantaba tantas otras cosas y algunas romanticonas que yo detesto. Me acompañó un par de veces a fumar un pucho cuando fumaba, y alguna otra vez llevamos a cabo nuestro plan de volver a “chupar” en un parque de la villa, claro que un six pack no es la gran cosa pero algo es algo. Me sigo riendo del día que descubrí su cara en los carteles "publicitarios" del colegio, no pudo engañarme con el floro de que "es alguien parecida", y ahí no terminaba su figuretismo, también apareció en flyers de la universidad !posera!

Se embriagó mal en un almuerzo de la facultad y se colgaba de mi cuello para no caerse, extrañamente yo estaba sobrio y le decía que se pare, lo peor de todo es que me tenía que ir temprano y ella me obligó a caminar por todo Barranco. Mil veces planeamos ir a una fiesta chicha o a un concierto de música folklórica, me he quedado picón porque hasta ahora nada.

La última vez que te vi estabas demasiado feliz con tu nuevo trabajo, me contaste que te iban a operar de los pies porque no aguantaban tu peso (o algo así, mi memoria es leve) y yo te pedí que no me sigas contando porque eso duele, me dijiste algo sobre el gimnasio pero no recuerdo qué, mencionaste también la titulación, que por cierto logré (lo más seguro es que tú también lo habrías hecho) , nos despedimos como siempre, con la certeza de que nos íbamos a volver a ver para que reniegues con mi “relajado” y yo te acuse de histérica.

Como amaba Huaraz y lo extrañaba sin ocultarlo, siempre tenía contacto con su gente de por allá, hace unos meses la invitaron a un fiesta, según me dijeron saltaba de alegría, disfrutar de nuestras provincias es algo indescriptible que ella sabía valorar. Qué lindo es ir a morir al un lugar que tanto quieres, pero ¿no era muy pronto Camu? Sí, entiendo que los accidentes no se pueden evitar y que a veces pasa pues. Pero esto de vivir no estaba tan aburrido te diré, de hecho creo que te hubiera gustado estar por acá más tiempo, y muchos de nosotros también te hubiéramos querido tener cerca.

No miré el ataúd porque sabes que no me gusta, no fui al entierro porque me parece un ambiente muy cargado y triste, no lloré porque no es mi forma de expresar tristeza, pero sí me dio mucha pena saber que ya no estaría más una amiga. Sé que leías mi blog y hasta comentaste un par de veces, y ahora estarías pensando “qué imbécil eres” en buen karma, como me dijiste tantas veces tratando de acusarme de machista. Con esto me despido porque me gusta cerrar las cosas, te dejo descansar porque todos nos merecemos descansar de vez en cuando, pero prometo acordarme de ti cada vez que escuche Niña Chay.

No sé si es tu forma de decir “chau”, pero me acaba de llegar un correo de Camu Fernández a la 1:14 am, que es la hora en la que terminaba de escribir este post, con el título de “its been son long”, es lógicamente un virus malévolo que ocupó tu lugar en la red, pero que de vez en cuando se le ocurre hacernos pensar que sigues por ahí. Y si es alguna forma de recriminar mi demora para escribir ya sabes cómo te voy a responder jaja.

domingo, 12 de septiembre de 2010

Gato no come gato

“Serruchar” a alguien es un proceso difícil, una actividad que requiere planificación y paciencia. El “serruchador” debe estar consciente de que será detestado por mínimo un par de personas, no le podemos negar cierta valentía. Aunque como en todo, hay gamas y tipos de serruchadores, existen los malditos destroza hogares pero también están aquellos a los que les pasa por casualidad.


En el argot criollo “serruchar el piso” significa quitarle a alguien alguna cosa importante mediante artimañas y acciones no tan puras. Te pueden serruchar con el trabajo, con algún puesto en un equipo, pero lo más común es que te serruchen con tu enamorada ¿Por qué utilizo el femenino? Porque por alguna extraña razón muy pocas veces se identifica a una mujer con el acto de serruchar, no sé por qué los hombres tendemos a ser identificados con esas malas prácticas amorosas. Símbolo de machismo supongo, al final la mujer es el trofeo y el hombre tiene que disputar su posesión.


Serruchar tiene sinónimos, como “atrasar”, deben haber escuchado la canción del gringo “atrasador”, aunque no es exactamente lo mismo, cuando te atrasan es que eres un lento, un pobre sonso que estuve tratando de hacerla hasta que vino otro más rápido y la “hizo” antes de que metas el gol. Nótese la afición de los hombres por comparar todo con el fútbol, Dios sabe que somos limitados, pero que igual nos divertimos.

El problema de la serruchada o la atrasada se genera cuando la víctima es tu amigo, tu pata, tu yunta, tu causa, o sea le metes cabe a tu broder. Entre los hombres existe un código no tan secreto, es un código de amistad, un acuerdo tácito: “mi flaca es como tu hermana, no te la puedes comer”. Claro que si la flaca está rica igual la miras de reojo y probablemente le hagas la “sobadita” (como dice Chicho), pero de eso no pasa, no debe pasar.


A veces te encuentras en problemas, por alguna extraña razón te quedaste a solas con la enamorada de tu pata, los dos han consumido alcohol, la música es propicia, no hay mucha luz, y ella insinúa algo como esto: “estoy tan ebria que no podría reconocer a quién me chapo ahora”. Tu papel como buen amigo es correr lo más rápido que puedas y esconderte, pensar en tu bisabuela en bikini, y repetir la frase “cachorritos muertos”, eso te permitirá mantener la cordura por algunos segundos, y escapar o dejarla con otro incauto y librarte del roche.


“Otorongo no come otorongo”, esta frase pertenece a nuestro circense Congreso de la República, pero se puede aplicar tranquilamente a una collera de amigos. “Gato no come gato” le dijeron hace poco a un pata “atrasador” que se adelantó a otro. Yo no veo la mala intención en ninguno, acá expongo un punto importante, estoy convencido que en estos casos la culpable es ella, no me vengan con excusas, si la chica no diera pie a las situaciones incómodas nada incómodo pasaría.


Podemos concluir entonces que las mujeres son el eje central de todo este rollo, provocan la tensión entre los puros e inocentes cojudos que les hacen caso, o favorecen a aquellos vivarachos que solo quieren una “probadita” y nada más. Las serruchadas suelen tener finales previsibles, en el mejor de los casos realmente estaban enamorados el uno del otro y son felices por mucho tiempo sin cruzarse con el afectado (hasta que este lo asimile y consiga a otra). En el peor de los casos, cuando el atrasador es muy mala persona, se aburre de la chica y la deja ni bien puede, ella querrá volver a los brazos del “atrasado” (o retrasado) y si este es muy sonso la aceptará de nuevo.


Y otra cosa que suele pasar, que por cierto me divierte mucho, es que el trío se vuelva más dinámico, o sea que el serruchador gane y se salga con la suya (en este caso con la de otro), pero que ella empiecen a extrañar al serruchado (pobre víctima) y lo busque en algún momento. El triste ex despechado verá la oportunidad de pagarle con la misma moneda al desgraciado que lo atrasó y se comerá nuevamente a la que le fue infiel (pero esta vez con simples ganas de revancha). Ella se confundirá (como todas las mujeres) y le confesará todo al serruchador inicial (si se dan cuenta, en este punto ya todo perdió sentido) quien dolido romperá palitos con la susodicha, la cual volverá corriendo a los brazos del ex, el que no tendrás más remedio que dejarla también.


No se preocupen, ella no quedará tan sola y abandonada, siempre habrá un tercero.


No comparto las malas prácticas del “gileo”, prefiero que las personas no hablen mal de su competencia ni los hagan quedar en ridículo a propósito. También creo que a veces pasa pues, que te enamores de la enamorada de tu pata no es pecado, es ser demasiado mala suerte, pero si todo es bien conversado y nadie perjudica a nadie entonces no hay problema.


PD: Si has sufrido de serruchadas o has sido serrucho, cuéntanos tu historia… no te ayudaremos ni te aconsejaremos, es puro afán chismográfico y cómico.

Este video también es gracioso... aunque no veo la serie, reconozco la originalidad.

viernes, 30 de julio de 2010

Algunas frasesitas sin sentido

“Puta huevón”. Pronunciado con todas sus letras, no el clásico “ta ón”, se usa cuando el emisor masculino busca dar énfasis a ciertas noticias o hechos que deberían causar sorpresa al receptor también macho, en otras palabras para el chisme entre hombres. Ejemplo: Puta huevón es que no sabes, no sabes cómo esa flaca se agarraba al broder, y tenía una faldita que, puta huevón, no te imaginas.

También denota desánimo o desgano, solo que con otra entonación, algo más largo, “puuuta hueevón”, arrastrando las palabras como arrastras tus pies en ese momento. Uno debe apoyar la idea con la expresión del rostro, reflejar derrota o las ganas de hacer nada. Ejemplo: Puuuta hueeevón, no sé que voy a hacer sin chamba, voy a tener que volver a pedirle prestado a mis viejos, a mis tíos, a mis hermanos, a mis amigos - Pero busca otra chamba rápido - Es que puuuta hueevón, por ahora no tengo ganas, sigo deprimido por el despido.

Lo interesante de esta frase es que no entiendo qué tienen que ver una puta y un huevón en el asunto, quizás las prostitutas den énfasis a ciertos aspectos de la vida de un hombre, de repente los huevones (les debe pesar, si tienen algo más grandes que los demás es lógico) son excelentes para describir ciertos momentos en los que estás “bajoneado”, aquellos instantes en los que te pesa más la vida.

“Ya, escúchame”. El uso de esta frase se ha extendido entre las mujeres de Lima como la maldita gripe que nos tiene o ha tenido a varios en cama este invierno. Entiendo su necesidad de que les presten atención por sobre todas las cosas, entiendo que muchas veces quieren ser las únicas en el universo y que su ego no permitirá admitir más opiniones que la suya, pero exageran un poco más de lo debido creo.

Muchas veces no hay nadie más a kilómetros a la redonda, no hay otro sonido perceptible e identificable, pero ellas lanzan esta frase para asegurarse de que todos tus sentidos están alertas para ellas, y te cagan, te cagan porque no tienes escapatoria, en serio captan todos tus sentidos. Claro, ellas no se dan cuenta de que divagan solitas, pierden el foco de lo que dicen y para volver a la idea principal se ven obligadas a exigirte a ti que las escuches, claro, para esto tú también te perdiste y estás divagando en otro lado.

Las mujeres no entienden que nosotros omitimos gran parte de los detalles y nos enfocamos en lo simple de la historia. Por ejemplo, si el chico que te gusta te invitó a salir, esa es la noticia que puedes compartir, “oye, X me invitó a salir”. Lo que suele pasar es algo como esto, “oye, te cuento, ¿te acuerdas cuando Z me llamó hace unos días para contarme que X me tenía que decir algo? Bueno, yo estaba medio molesta porque la perra esa de la amiga de J había estado mirando a X muy seguido, entonces consulté con M y ella me dijo que la perra era así con todos, que su último novio la dejó por eso ¿felizmente yo no soy así no? – no- Ya pero escúchame, entonces J le dijo a X…” Luego de media hora de cuento te ha exigido que la escuches como 10 veces y lo más probable es que no haya llegado a lo que quería decir.

Sé que nos distraemos con facilidad por cualquier tontería pero ustedes señoritas influyen en que eso pase.

“Como que”. Es como que esta frase se le ha pegado a varios, me incluyo en la lista, como que no te das cuenta de que ya la estás usando ¿De dónde salió y para qué sirve? Ni idea, me he puesto a pensar y no le encuentro la utilidad. Es como que algo pero al final simplemente es, quizás es una representación del dilema shakesperiano “ser o no ser”, pero para no afirmar completamente que algo ES decimos que es parecido (como que es). Si el trabalenguas les pareció difícil, imaginen mi cabeza cada vez que analizo esto al vuelo.

Como que cansa un poco, pero para evitar el cansancio mental mejor la utilizo sin pensar y listo. Lo que sí es cierto es que te da tiempo para pensar tus próximas palabras, quizás esa es su utilidad, dar un respiro al cerebro, decir algo que no significa nada para luego rematar con una idea relevante, una muletilla más fina que suena bonito. Como que encontré la respuesta.

“Ya fue”. Lo que no logro determinar es a dónde fue, pero de que se fue, se fue. Decir esto implica que te olvides del asunto, que le eches tierrita y que no lo vuelvas a mencionar, ni siquiera te atrevas a pensarlo. Por supuesto que hay cosas más complicadas para olvidar que otras, pero si alguien te lo dice deberías intentarlo.

A veces es bueno complementar con un “supera”, la acción de superar anima a la otra persona a pasar sobre lo que “ya fue”, cuestión que en realidad no se había ido del todo. La frasesita también sirve para hacerte notar que lo que hiciste en realidad no era tan importante como pensabas. Por ejemplo, “broder, la pichanga ya fue, entendí que metiste 5 goles pero eso fue hace tres meses, dedícate a pasar tus cursos, no vas a volver a hacer 5 goles porque no jugarás contra los amiguitos de tu hermano de nuevo, olvídate, ya fue”.

Cuando te deja tu novio, novia, esposo, trampa, etc, te suelen decir “ya fue”, si te quieres hacer el machito superado también sirve. “¿Oe y tu flaca? – tssss ¿esa ona? Ya fue, toy gileando a otra ona más rica que tiene un tubazo…”. No pregunten qué significa lo del tubazo porque yo tampoco logro determinarlo exactamente.

Y como no se me ocurren más frases por ahora, este post ya fue. Le pueden echar tierrita.

domingo, 25 de julio de 2010

Lima es un pañuelo

Lima es un pañuelo, aunque siempre digo que sirve más para limpiarse la nariz y otras cavidades que como accesorio ornamental, está muy extendido el uso de esta frase referida a los contactos (personas que otros conocen y tú también) o encuentros que puedes tener con gente que no ves hace tiempo. Con el facebook la notoriedad del asunto se ha vuelto importante, puedes ver qué amigos en común tienes con cualquiera, puedes ver quién conoce a quién lo cual podría ser conveniente o totalmente perjudicial. Antes era muy fácil pasar “caleta”, ahora tus roches se transmiten en cadena.

Lima es un pañuelo blanco, pero se va ensuciando poco a poco. Conocí a C en la universidad Católica, luego de un acercamiento un tanto tímido de ambos, la conversación se avivó y marcó el futuro de manera sorpresiva al hablar de Karina, nunca hubiera imaginado que se conocían, en especial yo, porque era provincianito y no manejaba la dinámica social en la capital. Solo le había dicho que era una muy buena amiga, obvié información que no parecía ser relevante (como que había sido mi enamorada por unas semanas) pero que C se encargó de averiguar de manera detallada. Karina me hizo fama de buen chico, podría parecer que eso es beneficioso pero no, eso implicaba que besaba bien pero que no utilizaba las manos, que tenía roche de que me presente a sus viejos, y que no estaba acostumbrado a caminar de la mano por la calle, o sea un perfecto imbécil. Luego fui enamorado de C, aunque fue gracias a Karina que ella puso mayor interés en mi, al parecer eso de “el ex de mi amiga” no espanta tanto.

Gracias al "pañuelo" se ha generado una reacción casi instintiva que tiende a hacer predecibles los diálogos iniciales , el hecho de preguntar si conoces a alguien del lugar de donde provienes se ha convertido en un cliché un tanto fastidioso pero útil al momento de entablar conversación . Claro, hay gente que exagera, te dan una lista enorme de nombres que desconoces totalmente y que no guardan la más mínima relación con lo que haces.

Conmigo la gente casi siempre rebota cuando me preguntan si conozco a alguien, primero porque soy enormemente distraído, con mala memoria para nombres, y segundo que a veces la pregunta me parece tan cliché que deseo cerrarla pronto diciendo “no, no recuerdo”. Es probable que haya almorzado con la mentada persona, que hayamos dormido juntos incluso (si o no Iván) pero no estaré seguro de conocerla hasta no verla y que me haga recordar las circunstancias.

Es peor cuando te preguntan ¿te acuerdas de mi? Normalmente me quedo en blanco y digo “claro que me acuerdo pero ¿dónde nos conocimos? Eso me pasó hace unos meses en una cebichería, yo estaba con varios amigos de la universidad en una mesa bien festiva (sazonada con varias cervezas y full tacu tacu) y entró esta chica que llamaba la atención por ser alta y agradable físicamente, yo volteé como todos y vi una cara muy familiar, pensé que la habría visto en la tele o algo y no le di mayor importancia. Al momento de la foto grupal noté que ella me miraba, incluso empezó a mover su mano en señal de saludo, yo no entendía nada así que con gestos le preguntaba si era para mi, ella asentía y enfáticamente afirmaba que el saludito estaba dirigido a mi persona, con gestos le pedía que me cuente quién era, cómo se llamaba, etc. Lógicamente se aburrió y me hizo la señal del “ya fue”.

Al final de la tarde, ya cuando nos botaban a todos, se acercó y me dijo “Oscar, no te acuerdas de mí” y yo respondí lo que siempre respondo, “claro que sí, pero no recuerdo de dónde nos conocemos”. Con su respuesta recuperé toda la memoria que había perdido un par de años atrás en una fiesta del colegio, ella era una de las tantas chicas que nunca conocí pero que estaba en mi “promo”. Las imágenes corrieron, fueron desde JP besando a una chica de pantalón blanco en la puerta, hasta ella y yo con las manos entrelazadas y los labios juntos.

Decentemente me recuperé de la sorpresa y le pregunté qué había sido de su vida, al parecer era aeromoza de Lan (y sí, todas las fantasías aéreas llegaron), me dijo que tenía novio y respiré aliviado, también me dijo su nombre (que no se lo pregunté por vergüenza) y me dio su teléfono. El asunto es que el bendito facebook hizo que me diera cuenta de que su novio era un antiguo “maldito” enamorado por el que lloraba otra amiga, la cual estaba despechada y odiaba a la chica que se lo había quitado.

El pañuelo a veces lo bordan con detalles coloridos, el enamorado de mi hermana es el ex de mi ex, el trabalenguas es divertido, yo lo conocí en la casa de M (la ex) que es muy amiga mía, luego de unos años rompieron y qué se yo, el punto es que un día lo vi en mi casa y eso me pareció raro, él y mi hermana se conocieron en otro lado y supongo que se enamoraron porque ya llevan juntos como tres años. Yo bromeo diciendo que tengo que cuidar a mi mamá por cuestión de sucesión, primero mi ex, luego mi hermana… ¿quién debería seguir?

Otras veces te sirve mucho el dichoso pañuelito, me ha salvado de golpizas propias de “machos” belicosos ebrios (“oe broder ¿ese no es pata de X? - ¿Qué tú lo manyas? - ¡Claro, si ayer estuvimos chupando juntos! - A entonces disculpa que te haya empujado, no quise insultar a tu mamá en verdad, es más mándale saludos, cuídate broder, si alguien te quiere pegar me avisas que yo salto”)

Conseguir datos y servicios extras para trámites diarios (¿Cuál es su nombre señor? ¿Usted es hijo de X? pero haberlo dicho antes, vaya no más, salúdeme a su papá y no vuelva a pasarse la luz roja, es más, de acá a cinco cuadras están haciendo batida, vaya despacio)

Comida gratis cuando estaba en USA (esto me dijeron en la caja del supermercado: ¿tú conoces a las argentinas? Llévalas a la fiesta, es más te paso esto gratis, no hay roche, no te olvides de presentárnoslas, cuando quieras vuelves y te paso otra cosita)

Treparme al auto del amigo de un amigo para salir de algún lugar inhóspito (broder, te vi el otro día en la casa de X, sube que te jalo, caminar por la Panamericana a esta hora no es muy bueno que digamos, no hay luz ni gente alrededor, yo voy a Asia fácil también quieres ir)

Y por supuesto para entablar conversación (lo cliché también es útil).

lunes, 14 de junio de 2010

Aclaración

Ante las extrañas afirmaciones que he escuchado, y las distintas interpretaciones que me han dado a conocer, mi post no es una "declaratoria de amor"... que feo suena eso, y tampoco es una mandada brava. Salir es salir, salir es divertirse un rato con alguien con quien te diviertes normalmente, de ahí a lo demás es otro rollo...

Así que gente linda, dejen de alucinar y lean bien el bendito post, que bien lejos está una cosa de otra...

- Aclaración válida de martes a jueves en horario de oficina
- No se permite el ingreso con bebidas
- Está prohibido fumar en lugares púbicos como este
- El canal no se responsabiliza por las opiniones vertidas en este programa
- Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

sábado, 12 de junio de 2010

Yo por ella dejo hasta mi Matrimonio

Siempre digo que la mejor edad para las mujeres son los 20 años, que luego de eso se les empieza a caer todo, se deforman por la edad, engordan, adelgazan, se arrugan, la inocencia disminuye a pasos agigantados y se vuelven mucho más interesadas. Claro, lo digo de broma, en realidad no creo que sean así. Nunca he sido un “chibolero” ni “rompecunas”, es más, normalmente las chicas menores de esa edad me aburren, me exasperan, no me llaman la atención.

A los 18 años me burlaba de aquellos que aún iban a esperar a las chicas fuera del colegio, siempre sostuve que los que buscan mujeres menores es porque las de su edad no les hacen caso, que son incapaces de mantener una conversación madura y que se aprovechan de parecer más grandes. Para variar, una vez más estaba equivocado, hay excepciones a la regla, y varias.

La sensación de comodidad al hablar con alguien no es común, menos a la primera impresión, más raro es pensar que la conoces desde siempre y que pueden tocar cualquier tema sin nunca cansarse, es más, estar seguro de que siempre te vas a divertir y en realidad disfrutar esos pequeños espacios de interacción es algo que te hace pensar en que los seres humanos no son tan malos como pensabas. Eso me sucede con ella, lo peor de todo es que es “chibola” en jerga, menor que yo, mucho menor que yo, al menos ya tiene DNI.

Ella me ha dicho que para poder aspirar al noviazgo, el postulante debe tener mínimo un Audi TT, un “depa” frente al mar, y un perro. Se llama libre mercado, es libre competencia, lo cual me parece inteligente y bien pensado, si vales mucho, entonces no pides poca cosa. Yo he jurado conseguir los requisitos mínimos, bastante difícil teniendo en cuenta la situación económica actual, mi condición de empleado (con un futuro brillante jaja), y el tiempo que demoraría en tener todos. Lo bueno es que le llevo unos cuantos años, eso me da ventaja.

Lo más fácil de conseguir es el perro, entonces a falta de uno le ofrecí dos. En caso de divorcio los bienes ya han sido repartidos: ella se queda con el departamento, el Audi, y el perro hembra. Yo me quedo con el macho, y si hubiera hijos, también con ellos. La construcción imaginaria no es descabellada como mi cabeza, tiene cierto punto de probabilidad, al menos yo estoy dispuesto a conseguir el bendito Audi, si no es ella serán otras, con un Audi te aseguras mínimo una trampa ¿no?

Lo que no es probable es que algún día deje su “zezeo”, entonces habla raro, habla mal, ya se pueden imaginar una conversación entre los dos, yo hablo como borracho, ella habla como niña engreída de cinco años. Ni les cuento cómo bailamos, decir que parece que “pogueamos” es poco, las personas golpeadas alrededor pueden dar fe de eso, yo soy un desastre y ella es torpe, prometo algún día dominar las artes de la danza, pero por favor que no sea reggeatón ni salsa. Tengo tan mala suerte que cuando pude sacarla a bailar hubo una seguidilla de esos géneros musicales, el resultado fue una frustración gigante.

Alguna vez mencioné a las mariposas en el estómago, la mayoría de veces te producen náuseas, en este caso me producen cosquillas. Otro efecto es que me hace reír y me hace pensar, me hace reír pensando, me hace pensar riendo. Su insólita madurez es de temer, uno no piensa que a esa edad alguien pueda tener ideas tan claras sobre tantos temas, asumo que debe ser compatible a mis trasnochada inmadurez, fácil se juntan en un término medio.

“Me das risa” fue la primera frase agradable que me dijo, ante la afirmación me sentí atacado, luego avergonzado, “le doy risa” pensé. Darle risa a alguien significa normalmente que se burla de ti, no es “hacer que se ría”, es que tú enterito eres un chiste. Hasta ahora lo repite con frecuencia, ya no me desagrada darle risa, me di cuenta que darle risa me da risa a mi, y para ser sincero (y estar parches) ella también me da risa ahora.

Ella dice ser poco fotogénica, fácil tiene razón, su sentido del humor la hace linda así que no importa cómo salga en las fotos, para tener un sentido del humor aceptable hay que ser inteligente, reaccionar rápido, ser creativo, y tener cierto estilo (por eso tampoco me preocupan mis fotos en el facebook). Es gracioso además escuchar sus frases, ver sus gestos, sus torpezas, su “aich viejo”.

Se queda dormida en la computadora, así como yo me he quedado dormido con la laptop encima, debe tener el cuello torcido, yo tengo la vida torcida. Hace poco le propuse salir conmigo, y sí, estoy totalmente consciente de que puede ser complicado, pero no podía quedarme con eso en la cabeza ¿hay que arriesgarse a veces no? Lo más difícil puede ser gustarle a ella, así que hasta que eso pase lo demás no me debería preocupar. Por cierto, dijo que ya, pero que en un mes, durante junio está ocupada…

Nunca he tenido que esperar un mes a nadie, pero ya hemos visto que el “nunca” no aplica. ¿Qué se ha creído? ¡En dónde estamos parados! ¡Cómo es posible que me diga eso! Igual espero sentado. Aunque por ahí digan que huele a “choteada”, sus argumentos son fuertes, no discuto el poder de los exámenes finales ni de su propio cumpleaños.

Este es su regalo de cumpleaños, no es que sea misio, simplemente es lo que mejor hago y lo más original que se me ocurrió, además que le da la oportunidad de ser famosa (conocida por mis 39 seguidores) y ser admirada por varias personas (por no mandarme bien lejos antes). Ya que es su regalo y ella puede hacer lo que quiera con su regalo, si pudieron leer esto es que lo quiso compartir, que el baile no hizo que se arrepintiera de salir conmigo y que está dispuesta a pasar roche en público de vez en cuando.

PD: El título hace referencia a una frase que solté alguna vez y que puede graficar algunas cosas o puede no significar nada.

miércoles, 19 de mayo de 2010

Por qué sigues siendo la "mejor amiga"


(Advertencia: estas cuestiones normalmente aplican si eres mayor de 20 años)

Una muy buena amiga mía se queja casi todos los días de su “mala suerte” en estas cuestiones de relaciones de pareja, y es que la mayoría de chicos que se le acerca la ve como amiga, quizás en un principio hubo atracción, pero luego de unas semanas termina siendo la amiga. ¿Por qué ocurre eso si ella no es impresentable a los padres?

Yo siempre le digo que le pasa por “cucufata”, pero en realidad eso engloba una serie de percepciones asociadas con la atracción femenina que me da flojera explicarle por el chat así que mejor le escribo un post entero con las razones que la convierten en la “mejor amiga” de todos, cosa muy diferente a ser la “amiga de todos”.

Primero mamita linda, te presentas inaccesible ante los chicos, así digas que no, formas una barrera que dice “ni pienses que vas a agarrar conmigo así no más”. Eso nos espanta de arranque, aquel que tenga interés en ti a primera vista te va a medir siempre y va a calcular sus posibilidades, puede acercarse al inicio, pero si nota que a través de lo que dices con la boca y con el cuerpo, no hay posibilidad de un “chape bravo” entonces va a buscar a tu amiga de al lado, esa que usa minifalda, que se mete la cerveza hasta por la nariz, y que no tiene miedo de moverse de manera provocativa con la música, y se va a ir con ella.

Esa es solo una situación en un momento determinado, si el pobre tipo se arriesga a invitarte a salir, a chantarse todo tu rollo de que no eres fácil, de que te gustan las cosas serias, de que “esa chica te parece una perra”, y que para colmo de males eres virgen, lo vas a alejar en la segunda o tercera cita por más terco que sea. Pregúntate tú misma ¿con cuántos chicos has salido? ¿con cuántos has “agarrado”?¿con cuántos progresó algo? Con ninguno pues mamita, hay que soltar algo de vez en cuando, no digo que te lo levantes a la primera, pero aunque sea dale esperanzas… coquetea.

Aterrizamos en el coqueteo, y es que hay chicas que con una sonrisa ya te hicieron la vida o con tocarte el hombro imaginas matrimonio. El hombre es tonto, ella lo va a hacer con todo el mundo, pero un tipo siempre pensará que con él es diferente. Y ellas no necesitan ser “perras”, solo calentadoras, calentar no es pecado. Ahora reconozcamos que la naturaleza no les da a todas lo mismo, hay mujeres que son sensuales y hay mujeres que son sexuales, y para alegría de muchos, hay mujeres que son ambas cosas.

Sí mi estimada, son conceptos distintos y condiciones diferentes ¿cómo lo consiguieron? Ni idea, pueden ser las hormonas, el olor, cómo caminan, cómo hablan, etc. Hace poco vi en Nat Geo (hay que ver tele de vez en cuando) un estudio para determinar el recorrido de la mirada masculina en el cuerpo femenino, y se descubrió lo siguiente: así digan que tienes ojos bonitos ¡es mentira! Lo primero que ven los hombres son las caderas, el movimiento de las mismas jala bastante los ojos. El recorrido (de izquierda a derecha) sigue de forma ascendente por la cintura hasta el pecho (o la espalda) para ver ya sabes qué.

¿Ya ven que no somos mañosos y que es algo natural? Seguimos siendo animales, por lo tanto seguimos tratando de reproducirnos asegurando la continuidad de la especie, una hembra mejor preparada para tener hijos nos llamará más la atención. Sí mi estimada, caderas más anchas con senos más grandes es sinónimo de una mujer mejor preparada para concebir. Pero no se desanimen, todo tiene solución, hay muchos otros factores que influyen en la atracción.

¿Y qué ven las mujeres en los hombres? La billetera y el auto (jajaja), según ese estudio, primero se fijan en la espalda y bajan hacia las caderas. Leí en un artículo que aseguraba que el tamaño sí importa (no me refiero a eso mañosa) la altura del chico es un factor determinante en la atracción que pueda generar, es la misma ley, la de conservación de la especie, un macho más grande con espalda más ancha es sinónimo de un hijo más grande y fuerte (conservar la especie, acuérdense). Lo interesante es que lo de la billetera y el auto no deja de ser cierto, cambian los tiempos y la seguridad de que tus hijos sobrevivan ya no se basa únicamente en ser más grande, las condiciones físicas están siendo desplazadas por condiciones económicas, la seguridad que te puede dar una billetera puede ser mayor.

¿A qué voy con esta explicación? Ponte siliconas. Fuera de bromas también sirve la actitud, no es que queramos todo fácil, solo queremos que nos quieran, pero que no nos quieran desesperadamente. Parece un trabalenguas pero es simple, no lo hagas complicado, pero tampoco lo hagas tan fácil. Si no eres medianamente accesible, el tipo pierde el interés; si te estás arrastrando, también vamos a correr.

Explicando la diferencia entre una chica sensual y una sexual, alguien sensual te mueve los sentidos, es el disfrute de los mismos (pueden chequear la Real Academia de la Lengua) el olfato, la vista, el tacto y el oído se ven conmocionados ante esa persona. A alguien sexual te la quieres tirar, de frente te la quieres llevar a la cama, puede ser la forma de moverse, su olor, no sé qué diablos pero te pone “ardilla”; eso no quiere decir que la persona sea fácil, sino que tiene algo que te provoca lanzarte encima.

Si eres suertudaza naciste con ambas condiciones, si eres recontra piña careces de las dos pero no por eso vas a ser solterona, hay chicas muy bonitas que carecen de esto, y hay chicas que, si las observas bien, son muy poco atractivas pero que tienen gran éxito con el sexo opuesto. Prima la actitud, prima el contexto, prima la prima.

Entonces mi estimada, sal de cacería de vez en cuando, no te arrastres ante ninguno, no deseches a los interesados, no tengas estándares muy altos, entiende que en el Perú los solteros son escasos, y por último es mejor preguntarse "por qué soy mejor amiga de todos” a preguntarse "por qué soy la amiga de todos”.

miércoles, 21 de abril de 2010

Ellas te van a exprimir


Ellas te van a exprimir…

Primer ciclo en la Universidad de Lima, caminando de una clase a otra con cierto desgano pero siguiendo un poco retrasado a todo mi salón de “cachimbos”. El verano aún no se había ido, lo cual era genial para poder ir con short y sandalias además de recrear la vista con las mini prendas de mis compañeras. Por ser los primeros días del ciclo la gente recién se “manyaba” y normalmente se juntaban por grupos de conocidos del colegio, “barrio” (La Punta o la Aurora son buenos ejemplos de barrio en este caso), lugar de veraneo, club, y centro preuniversitario (la Pre Lima).

Yo no conocía a mucha gente ya que de la Católica pasé a la de Lima, de Ingeniería pasé a Comunicación, de chibolo pasé a viejo, de cachimbo pasé a experto, y de Arequipa pasé a Lima. Resumiendo, tenía que hacer amigos empezando de cero. En ese contexto caminaba divagando solito hasta que una chata rubia rica me abordó con sus dos amigas.

Chata rubia rica: (con matices de coquetería) Hola cómo estás. Me llamo M, ellas son D y A. ¿Cuál es tu nombre?

Oscar: Oscar

A: ¿y vas a entrar a la clase?

D: A mi me aburre un huevo

Oscar: Yo creo que sí…

Chata rubia rica: ¿Oye y tienes carro?

Oscar: (con cara de ¿what the fuck?, pequeña fractura cerebral y cólicos mentales) no, no tengo.

Chata rubia rica: Aaaaa ya, chau, nos vemos.

No miento, eso ocurrió de verdad, aunque A y D eran menos frívolas (las conocí un poco mejor luego) la chata rica tenía un ligero problema de salud mental, complejo de explotadora de hombres, una enfermedad común que afecta a muchas féminas en esta época y que ha contagiado a feas y bonitas, a vedettes y modelos, y hasta a intelectuales reconocidas.

¿Es normal que salgas con una chica a comer y al pagar la cuenta ella se haga la loca o se vaya al baño? O que vayan al cine con un grupo de amigos y al llegar a la ventanilla simplemente te mire, y nada más te mire sin hacer el más mínimo ademán de sacar su billetera. Hay veces que pagas por no hacer roche, otras por querer emborracharla, eso no es broma, he visto a varios destrozando la tarjeta solo por embriagar a una chica, lo malo es cuando las chicas aguantan muy bien el trago y el sonso queda ebrio, encima hace roche, la chica se va con otro y lo embarca en un taxi. Nunca más lo vuelve a ver.

El rollo del auto es básico a estas alturas ¿qué chica quiere salir contigo en combi? Ni tu vieja, y esto es serio, ni tu mami va a querer acompañarte. Las chicas prefieren salir con un tipo que tenga carro, comodidad básica, simple lógica, símbolo de estatus, llámalo como quieras. En el colmo de los males, ahora las ellas seleccionan el tipo de carro y la marca, es que no es lo mismo subirte a un Tico que a una BMW X7 del año. Bajo esta premisa, no es lo mismo que salgas con Stephany Cayo que con Florcita Polo, desgraciadamente lo bueno cuesta más.

Y salir a comer, a todos nos gusta comer, además es la excusa perfecta para lucirte. Aunque últimamente, por culpa de Gastón Acurio, todos los huariques son caros, ya no se puede utilizar esa treta de “conozco un hueco buenazo, está en el mercado pero es limpio”, ahora el hueco maldito te cuesta igual que cualquier restaurante promedio. Por otro lado, cualquier restaurante promedio te saca entre 30 y 40 soles por persona. Mientras van comiendo ruegas al cielo que no se acabe la chicha o limonada que pidió tu pareja (un vaso más implica un huevo más de gasto), suplicas al cielo que no se le ocurra pedir ni entrada ni postre, y te haces el loco al momento de pagar para que ella no vea que le dejaste un sol de propina al mozo (caletaza pusiste la moneda). Sí, hay veces que en nuestra cabeza suena la frase “aunque sea deja para la propina pues maldita” mientras dejas el sencillo que ibas a usar para tu taxi.

A quién no le ha pasado esa que sale con alguien y mete la excusa de “no tengo hambre, pide tú no más”, es básica para todo lugar y circunstancia. En el bendito cine la canchita cuesta más que la entrada, a menos que vayas a ver la película en 3D, lo cual hará que la entrada cueste más caro que la máquina de hacer canchita. El cine es el lugar mágico en lo que casi todo se multiplica por dos, la cuenta también se multiplica por dos, es tanta la costumbre para los hombres que si vamos solos igual pedimos dos entradas, por si las huevas.

Cuando era pobre extremo (ahora soy misio no más) tenía que dejar a mi linda ex enamorada en su casa. Como tomar combi a las 3 am no era muy fashion que digamos y ella vivía en una zona bien paja de Lima, tenía que llevarla en taxi. Las mujeres cuando salen de juerga están acostumbradas a llevar maquillaje, celular, cámara, hasta he visto faldas o vestidos para cambiarse según la ocasión ¡pero no llevan plata! A ellas les sale gratis todo, o bien porque tienen a un gilero al lado, o por que se encuentran a un gilero a donde vayan. Como mi ex era normal (con varios episodios de paranoia e histeria) ella tampoco llevaba plata, por lo que yo pasaba juntando toda la semana el sencillo que ahorraba pagando medio pasaje, lo que normalmente daba un total de 10 soles.

Ese dinero tenia que ser suficiente para dejarla en su casa decentemente en un taxi, aparte tenía guardado S/. 1.50 a S/.2.00 para llegar en combi mañanera y poder dormir bajo techo. Caminaba desde su edificio (Chacarilla, del puente Primavera a la derecha unas 5 cuadras largas) hasta la avenida Aviación, y ahí esperaba algunas cuantas horas hasta que pasen esos carros que toda la noche van a Barranco y Miraflores, esos que parecen el bus parrandero, solo levantan borrachos, algunos deprimidos, y varios tramposos que salen de “telos”, parques o calles oscuras. Todo por no dejar que ella corra peligro o pase un mal rato, o también para que no se la lleve otro galifardo que la caliente en el camino, y para el chape bravo de despedida (que incluye paleteo). Al final igual rompimos ¿no?

No me estoy quejando, que esto quede claro, pero creo que aún está inserto culturalmente hablando el hecho de que el hombre vele por la economía femenina, que corra con todos los gastos y ponga el pecho a todo (si los asaltan ya sabes quién entrega sus cosas) Lo malo es que algunas se aprovechan de eso, te exprimen y no recuperas lo invertido, aunque también es sabido que la inversión no es por las puras, hay una frase que no me gusta pero igual la pondré: “boquita come, potito paga”. Existen tipos convencidísimos que esa frase se aplica en el 100% de los casos, felizmente hay chicas convencidísimas de que deben conseguir cosas gratis a cambio de nada.

Y a pesar de que lo converso mucho y salgo con chicas que no son exprimidoras, igual seguiré pagando feliz, igual seguiré pidiendo la cuenta yo, igual seguiré caminando miles de cuadras cuando sea necesario, y no por el retorno de la inversión, sino porque el asunto también está inserto en nuestro chip (claro que se libera poco a poco). Bendito sea dios por las chicas que se liberan y que no aceptan que les pagues todos, o que son conscientes pe varón y se hacen una de vez en cuando, o que entienden tu cara de deuda y te aligeran un poco.

lunes, 5 de abril de 2010

"No todo el que se depila es gay"


Ricky Martin salió del closet y no le causó sorpresa a nadie, aunque la noticia tuvo más revuelo que los roches con el proyecto Olmos o el paro de mineros informales (infórmense por favor), parecía un chisme viejo, algo que todos esperábamos, era tan obvio como decir que la selección peruana de fútbol no va a clasificar al próximo mundial o que Hugo Chávez, Evo Morales, y Ollanta Humala, tienen complejo de los tres chiflados.

El famoso cantante boricua daba señales de que se le mojaba la canoa a cada rato, así como tanta gente que te rodea, y a la que puedes tildar de homosexual sin necesidad de preguntarle. Pero cuidado, no todo el que se depila es cabro.

R es una loca profunda a simple vista, además de ser un regio vistiéndose, es linda con todas las chicas, tanto que ellas tienen la confianza completa como para cambiarse en su cara y desvestirse como con su mejor amiga, de vez en cuando hasta preguntan si se nota mucho la celulitis de las nalgas, y él contestará que ella está divina. Sin embargo, hace poco mi estimado R se agarró a dos chicas en una de esas fiestas universitarias tipo orgía, todo lo que tenía de loca lo debe haber escondido en algún ropero. Interpretación de una amiga que se cambió frente a él: “debe ser bi”.

Hasta cierto punto todos tenemos un grado de sexualidad, hay una gama entera que nos permite fluctuar entre el super macho cavernícola hasta la mujer más lady y rosadita del mundo. Yo mismo debo tener algo de mariposa porque mis muñecas se mueven sin control al expresarme, no me quejo del aire afeminado que me debe dar ya que por otro lado tengo la parte cavernícola, de la que también me siento orgulloso.

Tengo una amiga que lleva cinco (5) años con su enamorado (si pongo más datos me asesina), aparte de pensar que el tiempo que llevan juntos es demasiado para esta edad también tenemos una hipótesis (quizás infundada) de que al chico “se le chorrea el helado” ¿Cuáles son los argumentos? Para empezar ella sigue siendo virgen, y asegura que él también ¿Qué hombre normal aguanta tanto tiempo con alguien sin intentar, promover, seducir, ablandar, masajear o calentar a su pareja para que le suelte alguito? ¡Por dios! El celibato es algo muy difícil de asimilar, si no pregúnteles a todos estos curitas católicos acusados de pedofilia y demás pecados mayúsculos.

Además el chico este tiene un gato, y no contento con esto, lo ama con pasión y locura, sufrió tanto cuando el anterior gato se murió que su linda enamorada le regaló otro (mejor no preguntemos el nombre de la mascota). Los hombres tenemos una reacción natural en contra de los gatos, nosotros queremos a los perros, el perro te ladra, te babea, se ensucia contigo, persigue a las hembras en celo (y no le importa lo que digan) se pelea con otros perros por ella y al final igual comparten. Por eso era “Gatúbela” no “Gatúbelo”, el gato representa mejor a la mujer que al hombre.

Entiendo, me pueden decir que no enterremos al chico este por ese par de detalles insignificantes, de acuerdo, analicemos más casos. Yo siempre dudo de aquellos tipos que al bailar tienen movimientos corporales exagerados, esos que llevan el ritmo en la sangre, menean las caderas y mueven la cintura. Hay formas de bailar y sí acepto que hay hombres que, con movimientos masculinos, lo hacen bien; pero la mayoría no. Nosotros normalmente preferimos embriagarnos en la barra mientras las vemos a ellas moverse, y cuando ya estamos ebrios, sin miedo a hacer el ridículo, saltamos a la pista y hacemos cualquier cosa (felizmente esos lugares son oscuros). Ni hablemos de los que hacen coreografías ¡las porristas son mujeres, entiéndanlo! Ya si bailas ballet estás casi condenado, lo más macho que puedes ser es “bi”, estilo Jaime Bayly.

Hay más detalles, como el de la casaca roja brillante y la mochila CyZone (si estás leyendo esto, sí te he dicho que me parecía rara) Ningún macho que se respete llevaría esa mochila a cuestas, eso quiere decir que te vino de regalo cuando pediste tu lápiz labial y el desmaquillador. El macho, si alguna vez consume algo de “Ebel”, “Unique” o el descontinuado pero clásico “Yanbal”, es porque su mami, esposa, enamorada, o alguna tía de esas que no sabe qué regalarte en tu cumpleaños, abrió la revista del mes e hizo su pedido. Solo ellas entienden ese mundo “literario” con fotos coloridas y precios con letras grandes. Si alguna vez un hombre abre el CyZone es para ver a las modelos y nada más.

Ser fan de algún cantante de música romántica también te descalifica, siempre es mejor escuchar grupos que solistas, a menos que los solistas toquen instrumentos de verdad y canten horrible (Charly García es buen ejemplo). Nunca, nunca te vayas con Arjona, olvídate de Chayanne, y ya sabemos por qué Ricky Martin y Pablito Ruíz no son de los mejores ídolos a seguir. También te mandan al hoyo los grupos juveniles de “pop”, RBD, Menudo, Timbiriche, Salserín (sé que es salsa pero entra al rubro), y tantos otros que hacen el furor de las adolescentes. En el colegio ellos son tus enemigos por una simple razón, todas los aman y quieren a alguien parecido, alguien que baile igual, se vista igual, tenga peinado raro y hable de “amor”. Sí pequeño escolar, debes desprestigiarlos hasta el cansancio.

Un macho no se tira al sol a broncearse encima de su pareo, mucho menos se pone bronceador. Como hombre te quemas a la mala, jugando tu partidito de fútbol, o sentado mirando y clasificando los bikinis. Nada de oler a coco o a vainilla. De más está decir el archi conocido argumento de los tragos que debe tomar cada uno, nunca colorcitos ni frutas colgando de tu copa, tú chapa tu hielo y sírvete puro, combina máximo con gaseosa negra o ginger ale, también puedes tomar cerveza en cantidades industriales, un chelero que bota la espuma en el piso es sinónimo de macho a prueba de todo.

Si tomas otra cosa te miran raro, ya me pasó en un bar que por error yo y un amigo pedimos un “machacado de sandía y granadilla”, la maldita copa era más femenina que la anfitriona, y la sombrillita que adornaba el trago no nos hacía mucho favor, menos por el asunto de ser dos tipos solos sentados en una mesa de un bar relativamente caro un viernes por la noche.

Y a esto es a lo que quiero llegar, mi discurso puede parecer sexista, machista, y hasta intolerante; pero quería hacer notar estos detalles prejuiciosos de los que nadie está libre. La sexualidad no depende de lo que tomes, de lo que escuches o de la mascota que elijas. Claro que hay ciertos estándares, pero no podemos tildar de gay a todo aquel que se echa cremita, para eso existe la palabra “metrosexual”.

Debería haber más libertad para poder mover mis muñecas cuando hablo o tomar tecito en vez de café, cada quien puede elegir a su mascota y tomar el trago que quiera, y por último decidir quién te gusta o quién no (sea del género que sea). Al menos a mi me siguen gustando las mujeres (a pesar de que sean insoportables, engreídas, manipuladoras, lloronas, etc) y eso no tiene visos de cambios próximos.

lunes, 22 de marzo de 2010

Hablemos de música...


Luego de ser vapuleado por escribir algo serio, tendré que hacer caso al respetable y dedicarme a chonguear en mi blog, quiero dejar en claro que no soy un payaso cibernético, solo me gusta la sensación de que alguien lee esto para distraerse (y de paso reírse de mi y si se puede de sí mismo).

“Ya se ha muerto mi abuelo ay ay ay” ¿Qué buena canción verdad? A pesar de que muchos argumenten que la letra es limitada, pienso que con tres simples frases la hicieron linda. Es que, al menos para mí, lo más importante de la música es la melodía, el ritmo. La letra puede ser un buen complemento, pero no me vengan a decir que es lo más importante del asunto, en especial cuando hay canciones con frases totalmente incoherentes, palabras inexistentes, o rimas absurdas.

Nunca me han gustado las baladas, la música romántica es tan lenta que deprime, te quita energías, te duerme, pone el ambiente tenso y reflexivo. Radio Ritmo Romántica y Radio A (la radio del amor) estaban vetadas en mi dial con especial énfasis en el bendito programa “Entre la arena y la luna” que tuve la desgracia de escuchar en algunas combis, la empalagosa voz de la locutora me torturaba siempre dando sus consejos en pro del amor, consejos tan idiotas como “perdona la infidelidad, el amor lo puede todo y lo más importante es que estén juntos”, habría que ser medio lento para hacerle caso.

Tampoco me gusta el reggaeton aunque solo por una cuestión simplista, no entiendo las letras, y el ritmo es parecido casi siempre. Además de ser todo hecho en estudio, se podría decir “sonidos artificiales”, prefiero los instrumentos tradicionales, la quena, zampoña o charango causan expresiones orgásmicas en mi rostro al escucharlos.

Por alguna extraña razón no me gustan los “ritmos negros norteamericanos”, el blues, soul, hip hop, menos el gosspell (música religiosa), etc. Aunque el jazz sí lo tolero, e incluso con algunas fusiones me agrada tanto que lo disfruto. Esto no tiene nada de racista, lo que no me gusta específicamente es el timbre de voz, sus jergas, formas de hablar, y el ritmo meloso. Les encuentro un parecido con la salsa sensual, el género que menos me agrada debido a que todo es “sudor con sudor, tu piel en mi piel, mi cama en tu cama, revolcándonos juntos en una noche de placer, mientras tu esposo no acepta la relación prohibida y nos mira por la rendija de la puerta...” y etcétera de tonterías relativas a la pasión, podríamos llamarlas canciones porno que aluden a las trampas, cachudos, y calentones.

Por lógicas razones uno de mis programas menos preferidos de la radio es “Baladitas en su salsa”, ese programa me deja aturdido cuando salgo de las combis, en esos momentos prefiero escuchar a Marci el Marciano, la peor combinación para mi, música romántica y salsa sensual.

La cumbia es una explosión de alegría y color, por más que las letras no digan nada relevante o sean para cortarse las venas siempre harán que te muevas (insisto con mi teoría de que lo más importante es la música). Como todos los ritmos es una expresión cultural.

Según mucha gente la música clásica te relaja o te calma, a mi me pone tenso y más ansioso de lo que soy normalmente. No sé qué diablos me hicieron con esa música pero por más agradable que sea no puedo escuchar un disco completo.

Los karaokes son una tortura china para mí, no me divierto cuando veo cantar a la gente lanzando gallos y desafinando, mucho menos me divierte cantar o aturdir a los demás con mi espantosa voz. Entiendo que para otros puede ser muy entretenido y lo disfrutan, que sean felices en sus “boxes” con un micro y sus videos de bajo presupuesto, prefiero quedarme viendo el Show de los Sueños a participar de estas actividades “artísticas”.

La canción del verano ha sido el movido “Verano Azul”, aunque no sé quién diablos hizo eso, el ritmo es pegajoso y está obligado en todas las discotecas playeras, además de que el 50% de chicas lo ha puesto como título de sus álbumes en el facebook. Hay otra que aspira al trono de la temporada en cuanto a música, la letra es lo mejor que le encuentro “paraparapapapa parapapa… shibun” ¿alguien tiene idea de qué significa? El año pasado era tan fácil con la canción del grupo 5… o el “clavo que te clavo la sombrilla” de hace unos años.

Lo interesante es que en donde sea y como sea, la música cumple su cometido, y su cometido es hacerte sentir lo que tú quieras sentir, al final de cuentas es un tipo de arte ¿no?

lunes, 8 de marzo de 2010

¿Ranking de universidades peruanas?


Es raro, difícil de comprender, no por lo complejo de sus términos o lo gráficos estadísticos, sino por los resultados que obtuvo este “estudio”, esta “sesuda” investigación, esta concienzuda búsqueda de información y comparación de datos. Quizás hizo eso el investigador, no tengo por qué dudarlo.

Pero son los resultados obtenidos los que me preocupan, al parecer he desperdiciado cinco años de mi vida pagando una universidad con bajos niveles de calidad educativa, muéranse del infarto, al parecer la mayoría de universidades particulares de este país están por debajo del promedio cualitativo de las nacionales. Esto debería ser una buena noticia si en realidad se reflejara en el día a día, si la infraestructura y equipos con los que cuentan estos centros educativos financiados por el Estado fueran óptimos o si tan solo tuvieran clases seguidas durante un año sin huelgas u otros desmanes.

Luis Piscoya Hermoza hizo este “estudio piloto” como dice en el documento, apoyado por la UNESCO y la Asamblea Nacional de Rectores (ANR), lo cual debería darle cierta credibilidad, y basa su estudio en 7 criterios:

- Selectividad de acceso a la universidad
- Carga docente
- Producción de graduados y titulados
- Gravitación del postgrado sobre el currículum y la matrícula (sigo sin entenderlo)
- Calificaciones académicas de los docentes
- Producción académica
- Investigación

El puntaje más alto lo obtuvo la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (51), con bastantes puntos más que la PUCP (45), y con muchos más puntos que la Cayetano (35), La Agraria de la Molina es la cuarta (26), pero noten la enorme diferencia de puntaje entre estas, tengan en cuenta que son 46 universidades las que entran al conteo, o sea entre la 20 y la 46 todas están por debajo de los 10 puntos lo cual es deprimente, de acuerdo a esto de medir por puntajes la calidad educativa, debería ser más o menos parejo y alto el puntaje de la mayoría para pensar que estamos relativamente bien en cuanto a la educación superior.

Las sorpresas comienzan con menciones como la Universidad Nacional del Altiplano por encima de la famosa UNI, o al final del ranking la Norbert Wiener por encima de la UPC, sabemos que en esta última estudian apretaditos y todo pero tampoco creo que deban estar tan al fondo de la tabla.

Sorprende también que universidades donde impera el desorden o construyen edificios sin autorización estén por delante de otras tan ordenadas y reconocidas como la Universidad de Piura. Me llama la atención que los criterios que dominan son los de “selectividad de acceso” e “investigación”. En el primer caso, es lógico pensar que las universidades nacionales tengan más postulantes ya que en nuestro país la mayoría de gente no tiene los recursos como para pagar una universidad particular, esto hace que la primera opción de muchos sean las instituciones estatales, a más postulantes menos ingresantes (aunque las vacantes sean numerosas), especialmente en San Marcos.

Tomar en cuenta acá el asunto de las academias “pre universitarias” un gasto absurdo solo para rendir un examen, muchos llevan años “preparándose” y cuando entran a la universidad no rinden. Estos exámenes están hechos específicamente para que las academias sigan existiendo, creo que no miden en realidad la capacidad de nadie, y menos aún sirven para saber si una persona es apta para seguir una carrera universitaria.

En el caso de “investigación”, se deberían tener en cuenta los temas en los que se especializa cada uno de estos centros de estudios, hay carreras que manejan temas más propensos a ser investigados, como la medicina o la biología (carreras que tienen la Cayetano y la San Marcos), en el caso de la Agraria, cada vez que hacen un nuevo cruce de plantas es un tema de investigación, lo cual es perfecto pero no es como la administración de empresas de donde los temas no son precisamente lo más fáciles de encontrar para investigar, esto no es justificación para no realizar investigaciones.

Son discutibles y polémicos los resultados, es cierto que se necesita una línea de base para saber en dónde y cómo estamos parados en cuanto a educación superior, pero supongo que deberían añadir otros criterios, quizás índice de empleabilidad, número de docentes con maestrías o doctorados, horas recibidas de cursos, metodologías, la misma infraestructura serviría ya que todavía hay universidades que son casas acondicionadas para dar clases.

Hay otras que aún no tienen certificadas todas sus sedes, existen escándalos de corrupción, exámenes mundialmente conocidos por su poca rigurosidad, algunas bautizadas como “el arca de Noé”, y también cunas de revolucionarios sin causa. Otras que ofrecen carreras demasiado comerciales o imposibles en el país (ingeniería aeronáutica cuando acá no producimos aviones), en varias puede valer tu apellido o tu billetera, en otras cuántos años pasaste en la “pre” o en la academia para ingresar, y en algunas de qué partido político eres (sí señores hay partidos que manejan universidades) o el grupo religioso al que perteneces.

El estudio, en vez de una luz de alerta al estado para mejorar la educación superior, parece ser un mensaje tranquilizador, transmite la idea de que las “nacionales” están bien, lo cual no creo que sea del todo cierto. Por otro lado, coloca a universidades donde campea la desorganización en puestos expectantes (no en todos los casos) pero algunas simplemente no deberían aparecer en rankings.

Por cierto, no soy el único que discute los argumentos de esta dichosa investigación.

Pueden ver el documento en esta dirección
http://www.scribd.com/doc/109513/Ranking-Universitario-en-el-Peru

Y acá la ínfima nota de la ANR acerca del documento.
http://www.anr.edu.pe/index.php?option=com_content&task=view&id=260&Itemid=193

miércoles, 10 de febrero de 2010

Y desperté con Iván...


El amanecer debería venir acompañado de un despertar apacible y sin mayor novedad, un buen descanso que al día siguiente permita estar concentrado en tus labores diarias y no pensando en lo que hiciste la noche anterior, en lo que te pasó mientras dormías o en lo que te duele… me refiero a dolores en general (no lo que están pensando mañosos).

He conocido diversas y extrañas formas de despertar, la que más sorpresa me causa es aquella en la que te quedas dormido a medias, sueñas que caminas por algún lugar y de pronto tropiezas, caes o te empujan, y la reacción física es tremenda, abres los ojos de golpe, asustado, pensando que te has golpeado y te has roto algo, luego te das cuenta de que tu mente te estaba hueveando y que el latido rápido de tu corazón tiene que apaciguarse. Una explicación no científica del asunto es el cuento del “cordón de plata”, según el cual este es el nexo que une el alma con el cuerpo, lo interesante de esto es que te permite viajar por “todos los planos astrales” sin que tu almita se fugue por ahí y nunca vuelva. El problema es cuando el bendito cordón se rompe, ahí te jodiste, te mueres. El “tropiezo” o la forma abrupta de despertar se debe a que el cordón de plata jala tu alma de manera violenta puesto que te estás yendo muy lejos, es como hacer puenting, tu alma regresa de golpe y te despiertas.

Como muchos, cuando era niño también me he orinado en la cama, es un paso obligatorio de madurez para la raza humana, aprendes a controlar tus esfínteres y por lo tanto tu cuerpo. En mi caso el asunto no pasaba por traumas o nervios, me orinaba por vago, estaba durmiendo plácidamente y por no levantarme soñaba que estaba en cualquier lugar y que podía mear con la mayor libertad, entonces un chorro fuerte y sonoro salía de mi cuerpo al árbol o lo que sea que estuviera imaginando, todo era perfecto hasta que empezaba a notar el maldito chorro caliente mojándome y haciéndome correr de verdad al oscuro y lejano baño, no importaba que no viera nada, aún hasta ahora no puedo apuntar bien a la taza, pero sigo practicando.

Despertar con la cama mojada es terrible, te sientes un huevonazo, y en realidad es demasiado incómodo. Felizmente ya pasaron esas épocas (creo). Esto me lleva a recordar que la gente también despierta un poco “arriola”, en los hombres es super notorio que “han armado carpa” durante la noche o que están “visitando Paraguay”, si te das cuenta lo disimulas o te quedas esperando que baje la hinchazón ¿pero si no te das cuenta? Alguna vez un amigo andaba de lo más feliz demostrando que no sufría de impotencia, pero poniéndonos incómodos a todos sin saber qué decirle para que se tape.

Que te despierten es otra joda, están los violentos y los cariñosos, los dos son una joda, porque al cariñoso no le puedes gritar ni insultar, te sentirías mal, y al otro lo puteas e insultas pero ya te malogró el sueño. Y es peor cuando te despiertan por las huevas, por ejemplo si es feriado y tu mamá se olvidó “¿hijo, no tienes que ir a trabajar hoy?” – “no mamá ¡es feriado!” – “A ya, entonces duerme no más”. O cuando te despierta algo paranormal, esa es una palta terrible, sientes que alguien te respiró al oído, alguien te mira a los pies de tu cama, alguien te llamaba desde el más allá, una sombra pasaba y ya no puedes dormir pensando qué carajo era. Otras veces tienes pesadillas que no son terroríficas pero que te dejan pensando, es una sensación rara que asusta.

Lo que suele asustar más que una pesadilla es cuando despiertas en un lugar que no conoces, normalmente sucede cuando te alcoholizas, luego de un juergón de aquellos. Tengo un pata que despertó en un parque con el pantalón abajo (no pregunten por qué), y creo que ya he contado cuando nos quedamos en la casa de un amigo, me acosté relativamente temprano y cuando desperté tenía a dos tipos durmiendo a mi lado y yo al centro de ambos, uno en ropa interior y roncando, el otro sonriendo extrañamente, me pregunté qué había pasado y metí la mano a mi bolsillo, encontré varias monedas lo cual era más extraño teniendo en cuenta de que había gastado todo mi dinero esa noche. Supuse que al menos habían sido concientes y me pagaron por el servicio. Por supuesto luego encontré explicación lógica para todos esos sucesos.

Otra vez desperté en la casa de una amiga, pensando que estaba en mi cuarto me empecé a quitar el polo aún con los ojos cerrados porque tenía calor, grande fue mi sorpresa cuando escuché pasos de alguien que bajaba las escaleras, abrí los ojos y estaba en un sillón de la sala, mirando a la mamá de mi amiga que me preguntaba si quería desayunar y tratando de ponerme nuevamente el polo con desesperación. A un amigo le pasó algo parecido, solo que él dormía con la chica que se había “levantado” y cuando despertó trató de irse “caleta”, sin hacer bulla, mientras ella se bañaba de lo más normal, bajó rauda y sigilosamente las escaleras, nunca esperó encontrarse frente a toda la familia de la chica desayunando, ni siquiera se acordaba del nombre de la susodicha, solo atinó a saludar, disculparse y salir por la puerta con la frente en alto, ni bien estuvo afuera se echó a correr a cualquier lugar porque no tenía idea de dónde estaba.

Hace unas semanas estaba en Arequipa con mis amigos, la fiesta duró hasta que salió el sol y transcurrió sin mayor novedad (más allá de un pata que vomitó en el piso alfombrado y se quedó dormido abrazado del water según cuentan) para esto yo había estado con mis patas desde el inicio, y por razones que no contaré acá no quería volver solo a mi cuarto, así que le dije a uno de los que seguía vivo que me acompañara. Al día siguiente, un conjunto de entusiastas personas nos fueron a despertar, entraron con bulla y cámaras al cuarto, y todo estaba bien hasta que escuché frases como esta: “dos hombres juntos”, “que asco, que habrán hecho”, “están en cucharita”. No me di por aludido hasta que estiré mi brazo y toqué algo peludo, era la cara de Iván que dormía de lo más rico a mi lado. En vano intenté taparme con el edredón, la multitud enloquecida nos quitaba todo lo que nos podía cubrir.

Esta anécdota generó innumerables comentarios y bastante chacota, a pesar de haber estado totalmente vestidos y espalda con espalda la gente imagina de todo, en nuestra defensa podemos decir que en la cama contigua habían dos chicas durmiendo juntas y que intentamos en vano hacer un “change”, cambiar de lugar para pasar una mejor noche.

¿Has tenido alguna forma rara de despertar?

El link de facebook... espero que todos puedan entrar y ver el video.